El mundo

EL TESON DE TRABAJAR EN AGOSTO

MARTA GALAN

A pesar de sus 36 años, Sonsoles Suárez no consigue desprenderse de la timidez que le acompaña desde niña. No le gusta nada estar en boca de la gente, pero aunque trate de pasar desapercibida, no es fácil huir de los comentarios, sobre todo si se está en el ojo del huracán, como ella. No hace ni dos meses que la pequeña de la familia Suárez Illana recuperó el mando de Espejo Público, el programa de televisión que abandonó para reponerse de una enfermedad que, para su familia, es como un frío fantasma que no acaba de marcharse. Sonsoles perdió a su madre, Amparo Illana, en 2001 a causa de un cáncer de mama, el mismo que se llevó a su hermana Marian. Su padre, Adolfo Suárez, vive aquejado de una enfermedad que le mantiene alejado de los actos públicos.Los últimos años han pegado fuerte a la familia, pero Sonsoles les acaba de devolver el golpe. Poco a poco levanta el vuelo y se muestra ilusionada con su vuelta a la televisión: «Hay mucho que hacer, sobre todo ahora que, como parte del equipo está de vacaciones, tenemos que sacar adelante el programa entre menos personas». De momento, esta exigente periodista no piensa en nuevos proyectos y no quiere hablar de nada que no sea su trabajo: «Estoy muy a gusto», asegura. Cuando acaba la jornada, lo que quiere es relajarse «con los amigos y la familia».

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s