Totum Revolutum

Lunes, agosto 15, 2005

El efecto Kylie Minogue puede reducir el cáncer

Desde que en el mes de mayo de 2001 se le diagnosticara cáncer de mama a la cantante australiana, las consultas a los médicos han aumentado vertiginosamente, lo cual, dentro de la desgracia, no deja de ser una buena noticia.

La publicidad que se ha dado en los medios de comunicación a la enfermedad de la cantante Kylie Minogue, que fue diagnosticada de cáncer de mama en el mes de mayo y fue sometida a una intervención quirúrgica, ha aumentado hasta un 40% el número de mujeres que han pedido cita para someterse a una mamografía en Australia.

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Sídney demuestra que el caso ha afectado de forma positiva a la concienciación con respecto a la enfermedad y podría ayudar a reducir las muertes de mujeres por cáncer de mama, según informó la BBC.

Un profesor de salud pública estudió las solicitudes de cita para estas pruebas diagnósticas durante las 19 semanas anteriores al caso de Kylie Minogue, durante las dos semanas en que se dio publicidad a la enfermedad de la cantante y las seis semanas posteriores. Como resultado del anuncio, se incrementó veinte veces la información sobre esta enfermedad emitida por televisión, poniendo especial énfasis en que la detección precoz es vital para el éxito de los tratamientos.

La solicitud de citas aumentó un 101% en el grupo de mujeres de 40 a 69 años. Seis semanas después de la publicidad, la tasa seguía siendo un 40% superior en mujeres que nunca habían sido examinadas.

El caso de Kylie Minogue

A sus 36 años, la cantante australiana Kylie Minogue tuvo que enfrentarse este año a la dura noticia de que padecía un cáncer de mama. Desde que se conoció su diagnóstico, y debido en gran parte a la amplia cobertura informativa que los medios de comunicación dedicaron a su caso, el número de mujeres que se realizan mamografías y se someten a ‘screening’ ha aumentado un 40% en Australia.

En una actuaciónEl 17 de mayo de 2005 los ‘fans’ que Kylie Minogue tiene en todo el mundo recibieron con sorpresa la noticia de que la diva del pop tenía un cáncer. La enfermedad la obligaba a suspender la gira que tenía prevista por su país natal para someterse con urgencia a una intervención quirúrgica.

Desde ese día y durante dos semanas (hasta el 26 de mayo) los medios australianos se volcaron en informar sobre el estado de la artista hasta el punto de que a lo largo de ese periodo hubo 20 veces más noticias referentes al cáncer de mama que en los meses anteriores.

Un trabajo dirigido por Simon Chapman, profesor de salud pública de la universidad de Sydney (Australia), ha analizado el impacto que la abundante información sobre la enfermedad de esta estrella de la música tuvo sobre el comportamiento de los ciudadanos.

Su equipo ha evaluado en cuatro estados (Queensland, Victoria, Tasmania y Western Australia) los datos del programa de mamografías gratuitas que el gobierno australiano tiene en funcionamiento, desde hace más de una década, para mujeres mayores de 40 años. A pesar de las facilidades ofrecidas por las autoridades gubernamentales, el 43% de las mujeres con edades comprendidas entre los 50 y 69 años no se han hecho nunca esta prueba.

Los autores comprobaron las estadísticas de las mamografías en las 19 semanas previas a la noticia del cáncer de Kylie, durante las dos semanas de máxima información y en las seis semanas posteriores. Tras esa revisión, se observó que el número de pruebas diagnosticas realizadas había incrementado un 40% durante los días en que hubo más noticias relacionadas con la enfermedad de la cantante. Este aumento sin precedentes fue todavía mayor, del casi 101%, en las mujeres que se sometían a la prueba por primera vez.

Los resultados de la investigación, que se publican en ‘Medical Journal of Australia’, señalan que durante el mes y medio posterior al revuelo informativo originado por el cáncer de la artista el número de mamografías permanecía un 39,3% más elevado que en los meses anteriores.

Aunque los autores no se atreven a predecir si esta situación perdurará a largo plazo, lo que sí explican es que “si continúa la tendencia actual se registrará un menor número de muertes por tumores de mama gracias a la detección precoz”.

El poder de la fama

Los temas sanitarios pueden recibir una publicidad inesperada cuando una celebridad muere por una patología concreta, enferma o anuncia que se va a someter a un tratamiento médico. La información que genera una situación de este tipo sirve para promocionar una determinada enfermedad de la misma manera que lo haría una campaña publicitaria que tiene detrás un gran desembolso económico.

Cuando se conoció que Kylie Minogue sufría cáncer de mama, todos los medios comenzaron a dar información sobre esta enfermedad. Aunque los comentarios más frecuentes se centraban en la actitud y el entorno personal de la cantante, muchas noticias también explicaban lo importante que es la vigilancia y la detección precoz en estos casos.

El mensaje caló en la población femenina de Australia que, a partir de entonces, según indica el estudio, comenzó a tomar conciencia de la necesidad de realizarse mamografías de forma periódica y a cualquier edad.

Image Hosted by codexvideo.no-ip.com

Animo Kylie, te queremos

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s